Prevención

En medicina, la prevención son las medidas tomadas para reducir las posibilidades de desarrollar una enfermedad, como vacunarse. En el caso del cáncer, la prevención es la mejor manera de reducir las posibilidades de padecerlo y, si se tiene, es la mejor manera de detectarlo en sus primeras fases, lo que conlleva una mayor tasa de supervivencia.

Hay distintos niveles de prevención:

Prevención primaria

Se trata del conjunto de actividades que llevan a cabo tanto los gobiernos como el personal sanitario antes de que aparezca una enfermedad. Comprende:

La promoción de la salud, que es el fomento y defensa de la salud de la población mediante acciones que afectan a los individuos de una comunidad, como las campañas antitabaco para prevenir el cáncer de pulmón u otras enfermedades asociadas al tabaco y las campañas de vacunación.

También implica la protección específica de la salud, como la salud ambiental y la higiene alimentaria. Las actividades de promoción y protección de la salud que afectan al medio ambiente no son realizadas por personal médico o de enfermería, sino por otros profesionales de la salud pública.

Prevención secundaria

Este nivel también se denomina diagnóstico temprano o cribado. Un programa de detección precoz es un programa epidemiológico, de aplicación sistemática o universal, para la detección de enfermedades en una población determinada y asintomática o de una enfermedad grave en la fase inicial o precoz, con el objetivo de reducir la tasa de mortalidad y puede ir asociado a un tratamiento eficaz o curativo.

La prevención secundaria se basa en el cribado de la población y para aplicar estas medidas deben cumplirse las siguientes condiciones predeterminadas, definidas en 1975 por Frame y Carslon, para justificar el cribado de una patología:

  • La enfermedad representa un problema de salud importante con un efecto marcado en la calidad y duración de la vida.
  • La enfermedad tiene una fase inicial asintomática prolongada y su historia natural es conocida.
  • Existe un tratamiento eficaz y aceptado por la población en caso de que la enfermedad se encuentre en su fase inicial.
  • Existe una prueba de cribado rápida, segura y fácil de realizar, con alta sensibilidad, especificidad y alto valor predictivo positivo, y bien aceptada por médicos y pacientes.
  • La prueba de cribado tiene una buena relación coste-eficiencia.
  • La detección precoz de la enfermedad y su tratamiento en el periodo asintomático reducen la morbilidad y la mortalidad general.

Prevención terciaria

Es el restablecimiento de la salud una vez que ha aparecido la enfermedad. Consiste en aplicar un tratamiento para intentar curar o aliviar una enfermedad o determinados síntomas. El restablecimiento de la salud se lleva a cabo tanto en la atención primaria como en la hospitalaria.

Alarguemos
la vida de las personas

Ven y únete a nosotros para detectar el cáncer en la sangre

Contact Us